viernes, 12 de febrero de 2016

RESEÑA - Un Amor Para Recordar (A Walk to Remember) - 2002





Las películas románticas no son mi fuerte tengo que admitirlo, tal vez sea el género al que menos atención le presto, pero eso es porque la industria lo ha endulzado demasiado, y cada vez más, las películas son más difíciles de digerir. Sin embargo hay excepciones; mis favoritas son las de “la trilogía del antes” de Linklater, y últimamente Bajo la Misma Estrella me dejó un buen sabor. Pero sin duda, la que me sorprendió, luego de ser recomendada por una GRAN amiga (que no sabe mucho de cine, no mira peliculas buenas ni nada de eso, por eso la sorpresa, jaja) fue la película a la que le voy a dedicar unas palabras hoy.



“A Walk to Remember” se centra en Jamie (Mandy Moore) y Landon (Shane West) dos adolescentes que, como lo requieren las historias de amor para este público, son bastante opuestos. Landon es el ganador, el chico del grupo popular de la escuela que pasa de aventura en aventura, obteniendo todo lo que quiere; y Jamie es la chica tranquila, poco popular que basa su vida en Dios y la biblia, que vive con su padre protector y siempre está dispuesta a ayudar a todos con nada de egoísmo. Ambos entablan una relación que comienza simplemente como de estudio, pero que termina convirtiéndose en lo que Jamie intenta advertirle a Landon: un amor para recordar.




La película de Adam Shankman no supuso nada innovador para el género, sino que todo lo que tiene lo toma de sus predecesoras; personajes opuestos, conflictos que no le permiten estar juntos y más. Sin embargo, parte de su gran atractivo al público (femenino principalmente) se debe a la relación entre los protagonistas; como gracias a todo lo sucedido, Jamie consigue lo que toda chica se propone alguna vez en su vida: cambiar a Landon, su forma de vivir y de ver el mundo.



Estrenada en 2002, con los años se ha convertido en algo así como un clásico moderno del género, un pilar y un puntapié inicial para aquellos que quieran aventurarse en las nuevas historias de amor del Siglo XXI. No llega a ser la “Love Story” de su tiempo, pero hace un buen intento.
Otro punto a favor, es que es una dulce pero a su vez amarga historia de amor, que no cae en los clichés más comunes del género, y que se destaca entre las demás por su desenlace; atípico podría decirse, aunque esperado.



Las actuaciones no son dignas de un Oscar, pero aportan credibilidad a los adolescentes que representan, en gran parte debido a la gran química que se nota en pantalla entre Moore y West. Sumado a esto, la banda sonora es un buen acompañante, y tiene momentos que quedan grabados en la retina, como cuando Landon cumple uno de los deseos de Jamie. Es un momento enternecedor, que no hace más que subir el nivel de la cinta. “A Walk to Remember” es una de esos filmes que no pasan desapercibidos, que se queda en la cabeza por siempre; que enamora y en donde muchos nos podemos sentir identificados. Así como la más grande historia de amor, es una película para recordar.



TÍTULO: A Walk to Remember
AÑO: 2002
GÉNERO: Drama - Romance
DIRECTOR: Adam Shankman
PROTAGONISTAS: Shane West – Mandy Moore – Peter Coyote – Daryl Hannah



Tal vez te interese:

Bajo la Misma Estrella - 2014

La Vida de Adele - 2013

Me and Earl and the Dying Girl - 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario