lunes, 22 de febrero de 2016

RESEÑA - La Habitacion (The Room) - 2015




Jack (Jacob Tremblay) y Ma (Brie Larson) están encerrados en una habitación de 3x3. Ma ha estado ahí por 7 años, y Jack 5, toda su vida; no conoce el mundo más allá de esas 4 paredes. Casi todas las noches los visita el Viejo Nick (Sean Bridges), y se encarga de violar a Ma; hasta que un día, cansada de todo y desesperada por darle una vida digna a su hijo, Ma idea un plan de escape, del cual Jack será la parte más importante. En ellos está el poder sobrevivir, el volver al mundo real, y escapar de esa habitación.




El director Lenny Abrahamson de a momentos crea una de las películas más claustrofóbicas que he tenido el placer de ver (junto con “Enterrado” de Ryan Reynolds, pero no hay comparación). Los primeros 45 minutos transcurren en ese espacio reducido, toda la acción tiene lugar ahí; y cada instrumento necesario para crear un drama de gran calidad dice presente.

Las condiciones en las que viven son desastrosas; las paredes son precarias, el techo aislante de sus gritos, utilizan la misma cama, los elementos domésticos se quedaron en el pasado y a veces el aire acondicionado no funciona.





“Room” nos regala interpretaciones inolvidables por parte de los protagonistas. En términos de categoría para los especializados, Larson es la protagonista, y Tremblay el secundario, pero cuando comparten pantalla, Tremblay es quien sale ganando, y con creces. No dudo del trabajo de La
rson, su actuación es magnífica, la mejor de su ya 3 décadas de carrera (empezó a fines de los 90...así que tres décadas; no se discute!), pero seguro que no la última gran demostración de su talento! Pero lo de Tremblay es insuperable; con solo 9 años (8 al momento de filmar) otorga un personaje tan simple y complejo, digno del mejor intérprete de la historia.




La inocencia, pero a la vez la inteligencia que le da al personaje es tremenda, y pareciera no ser actuación en absoluto, porque si uno ve a Tremblay en las premiaciones o entrevistas varias, se nota que no es un chiquillo más del montón, pero aun así, sigue siendo un niño. Cuando ganó el Critics Choice por este rol dijo que era el mejor día de su vida, y que la estatuilla la iba a dejar al lado de su Halcón Milenario. Se ganó el corazón de todos. Injustamente no está nominado en su categoría para los Oscar, pero todo no se puede pedir. Los candidatos son iguales de buenos.




La relación Ma (Joy Newsome es su nombre)-Jack es desgarradora y mágica a la vez. Nos parte el corazón tener que ver a esta madre joven sin esperanzas de futuro y su hijo, atravesar las dificultades del día a día. Dificultades que se convierten en atrocidades y terminan rayando lo inhumano; a veces incluso, superándolo. Pero también es enternecedor ver como Jack es la luz de los ojos de su madre, y viceversa; como este la admira,  ya que es su única influencia, lo único que conoce. Las historias que ella le cuenta: que la habitación es en realidad todo el mundo, que afuera es el espacio exterior, los extraterrestres;  que los perros no existen, que la gente de la tele no es real sino personas planas hechas de colores.
Vemos el relato desde el punto de vista de este niño de 5 años, y es totalmente enriquecedor.




La película es genial, y el centro de su desarrollo es Jack, su inserción en el mundo real y como lo afronta, como se va a moldear. Sin embargo hay un par de historias ramificadas que bien podrían haber sido tenidas más en cuenta, como por ejemplo: que sucedió con el viejo Nick? Por qué el abuelo no ve a su nieto a los ojos? La relación entre Joy y su madre. Son historias secundarias que quedan inconclusas, que se entiende no sean el foco de atención ni lo que más interese al espectador; pero podrían haber hecho perfecta, a una película que está en los límites de la perfección.

Su duración no resulta un problema; son 117 minutos muy dinámicos que pasan de forma veloz gracias a la emoción, el drama y el suspenso, así que 10 minutos más para darle un punto final a cada relación no habría sido un inconveniente.




“Room” es una muy buena película, con una dirección a la altura, un guión que no es la octava maravilla del mundo pero es una gran adaptación de la novela original que funciona muy bien como individualidad para el conjunto, y cuyo fuerte sin dudas son las actuaciones de los dos protagonistas. Son realmente conmovedoras, hasta las lágrimas en mi caso particular; y todo es tan honesto y aporta una cuota de realidad, que no es difícil creernos el cuento. Una crítica la catalogó como “una de las mejores películas de la década”. Personalmente, es muy apresurado para decir eso, pero el material está ahí, solo hay que difundir la palabra y darla a conocer. Además no dudo que va a ser una catapulta para Larson, quien es la que tiene más ganas de llevarse el Oscar el último día de Febrero, y un inolvidable primer paso reconocible para Tremblay, que esperemos no se esconda en el olvido en los próximos años.



Es de lo mejor del 2015; tal vez no la mejor, pero eso es subjetivo. Cada uno piensa distinto. Pero es cine; de gran calidad, que llega a lo más profundo de uno. Y eso es lo que vale.

 
TÍTULO: Room
AÑO: 2015
GÉNERO: Drama
DIRECTOR: Lenny Abrahamson
PROTAGONISTAS: Brie Larson – Jacob Tremblay – Sean Bridges – William H. Macy

Entradas recomendadas
Dazed and Confused - 1993

The Ladykillers - 1955

Djando Unchained - 2012

Victory - 1981

No hay comentarios:

Publicar un comentario