viernes, 10 de febrero de 2017

RESEÑA - Secreto en la Montaña (Brokeback Mountain) - 2005





Antes de verla, la gente la denominaba “la pelicula de los vaqueros gay”. Una vez salidos del cine, o despues de verla en televisión, se dieron cuenta que era “una historia de amor”. La película de Ang Lee ya es parte de la historia del cine por ser la primera producción en animarse a mostrar una relación homosexual tan honesta y para nada maquillada de color rosa en pantalla.

Ennis del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal) cuidarán de un rebaño de ovejas por el verano en la montaña Brokeback. Será allí donde sus corazones se abrirán, dando paso a demostrar lo que de verdad sienten y ser quienes son en realidad.



“Secreto en la Montaña” es una historia de amor, al mismo tiempo que un reflejo de la soledad y la opresión social. El unico lugar en donde Ennis y Jack se sienten libres, en donde no tienen que esconderse de nadie, es en Brokeback; una vez en sus respectivos hogares se ven obligados a disfrazar sus sentimientos y demostrar algo que no son.  Así tambien, otra cosa que comparten nuestros protagonistas (en distintas formas) es el sentirse solos. Jack nunca recibió lo que creia merecer por parte de su padre, mientras que a Ennis lo criaron sus hermanos pero una vez estos rehicieron sus vidas como adultos, lo dejaron de lado. Basicamente, lo unico que tienen son el uno al otro, su mundo son ellos y la montaña, siendo las inmensas planicies de esta, su lugar en el mundo.

La opresión está en ellos mismos, en Ennis al intentar resistirse a lo que su cuerpo quiere, y en su jefe, quien una vez se entera de lo que sucede en la montaña los trata con desprecio, personificando nada mas ni nada menos a esa parte de la sociedad que sigue sin comprender que somos todos iguales.

                             

Su relación comienza siendo meramente laboral, incluso bastante lejana para unos tipos que están solos junto al mundo durante tres meses. Ennis es un tipo reservado y de pocas palabras. “Eso es lo mas que has hablado en dos semanas” le dice Jack. “Es lo mas que he hablado en todo el año” responde Ennis. En su imposibilidad de pronunciar palabra medianamente audible vemos como este se encierra en si mismo como queriendo autoconvencerse que lo que en realidad le pasa, no está bien. Su recuerdo de la niñez en donde su padre lo obligó a presenciar un acto de odio homosexual le dejó graves secuelas adultas.
Del otro lado tenemos a Jack; este joven que tendría todo facil de haber seguido a su padre, pero quien con tal de no aguantarlo decide hacer su propio camino trabajando en medio de la nada cuidando algo que no es suyo. Jack y Ennis son opuestos, y los opuestos se atraen. Lo que comenzó siendo una relación de compañeros de trabajo de a poco se convierte en una amistad, concluyendo en un romance y una conexión para toda la vida. Nunca van a ser capaz de separarse, de vivir el uno sin el otro.




“Secreto en la Montaña” no solo cuenta con un trabajo excepcional por parte de los protagonistas, sino que tambien Hathaway y Williams en sus roles de esposas están fenomenales: una que no quiere creer lo que sucede, y otra que pareciera ignorarlo. El apartado actoral está por demás encima de la perfección; con un solo gesto de Gyllenhaal y solo una mirada de Ledger luego de años sin encontrarse somos testigos de cuan duro trabajaron para dar vida a estos personajes, del grado de honestidad y seriedad que le pusieron a sus performances. La relación entre ellos adquiere niveles de empatía tan grandes que nos es imposible separarnos de ellos incluso una vez la película termina.


Ang Lee
la pegó en grande con su película, un proyecto que habia estado años en preproducción, con papeles que pasaron por actores como Mark Wahlberg y Joaquin Phoenix entre otros, pero que definitivamente llegó en el momento indicado. Es verdad que aún hoy por hoy una parte de la sociedad sigue viendo a los homosexuales (personalmente creo que el simple hecho de etiquetarlos como “homosexuales” ya es, tal vez no discriminador, sino extraño. Somos todos iguales). como algo raro y no natural, pero Ennis y Jack aparecieron en un momento de cambio, o mas precisamente, ayudaron a generar el principio de ese cambio; el hecho de presenciar una historia tan honestamente realizada, desde el corazón, en donde no se intenta prejuzgar ni justificar nada, solo retratar la vida como en verdad es, definitivamente fue un gran paso a la hora de abrir mentes.



Volviendo a los apartados técnicos, la fotografía es maravillosa. Rodrigo Prieto logra un trabajo simplemente bello; a la par del director Taiwanes nos regala imágenes majestuosas de los campos que parecieran extenderse hacia el infinito, lugares venidos a menos e incluso una breve pero sencillamente perfecta toma de la nieve en el campamenos de Jack y Ennis. Sin embargo, lo que probablemente se quede en nuestra memoria mas que ninguna otra cosa luego de las actuaciones, es la banda sonora. Compuesta por Gustavo Santaolalla (quien ganaría un Oscar por su trabajo), no solo nos genera melancolía, sino que al mismo tiempo tiene la capacidad de hacernos atravesar emociones opuestas; el movimiento de cuerdas de su guitarra es determinante para nuestra felicidad o tristeza mientras vemos la película. Termina siendo un acompañamiento inmejorable para la experiencia toda.



En mi opinion, me encanta cuando el cine se decide a jugar con nosotros y por dos horas nos extrae el corazón del pecho y lo utiliza a su antojo. Cualquiera que alguna vez se haya enamorado y aquello no resultara, puede sentirse identificado con la película, asi como tambien aquellos que en su soledad no son capaces de abrir los ojos y ver que en realidad no están solos, que hay mas gente como uno.

                      

“Todo lo que tenemos es Brokeback Mountain!” grita Jack en un momento, queriendo que el grito ante el lago vuelva el tiempo atrás para poder empezar una vida desde cero junto a Ennis. Es verdad: todo lo que alguna vez tendrán será la montaña, porque lo suyo es imposible. Deberán vivir de los recuerdos y las sensaciones, forzándose a ser algo que no son en pos de encajar en una sociedad cerrada.

“Brokeback Mountain” es ya desde hace tiempo un clasico de culto del buen cine norteamericano, ese que no busca que te termines todo el pop en la sala, sino que intenta llegarte a la fibra mas intima y cuestionarte cosas. Ang Lee, Ledger y Gyllenhaal serán siempre recoradados por ser quienes dieron el puntapie inicial a la hora de contar lo que antes no se había contado porque nadie se animaba a hacerlo.



TÍTULO: Brokeback Mountain
AÑO: 2005
GÉNERO: Drama - Romance
DIRECTOR: Ang Lee
PROTAGONISTAS: Heath Ledger – Jake Gyllenhaal – Anne Hathaway – Michelle Williams – Randy Quaid



Entradas recomendadas:

Aguirre, La Colera de Dios - 1972
West Side Story (Amor sin Barreras) - 1961
Capitan Fantástico - 2016

La La Land - 2016
Blue Jasmine - 2013
Dos Hermanas - 2003
Los Paraguas de Cherburgo - 1964


No hay comentarios:

Publicar un comentario