martes, 24 de enero de 2017

RESEÑA - Blue Jasmine - 2013









Desde fines de los 60’s Woody Allen nos hace reír con sus peliculas. En sus primeros trabajos apuntó al humor absurdo y bizarro repleto de gags visuales (Toma el dinero y corre, Bananas, etc) y a mediados de los 70’s tomó un rumbo diferente, no dejando el humor de lado, sino mas bien haciendolo evolucionar a un nivel mas complejo e inteligente (Love and Death, Annie Hall, Manhattan).

Fue tambien en la decada de los 70’s, finalizando esta, cuando decidió sacar un drama que tenia escondido en la manga; me refiero a “Interiores” de 1978, una película en la que se ve reflejado su fanatismo y admiracion al Sueco Ingmar Bergman, y la primera película en la que el humor no era lo esencial, sino todo lo contrario: no hay contrapunto humoristico tan destacado.



Personalmente, considero “Interiores” como una de las mejores peliculas (sino la mejor) de Allen,  ya que soy un cinefilo con una debilidad por los dramas complejamente construídos. Tambien me encantaron otros de sus trabajos, pero nombrarlos sería muy extenso.
El punto es que, teniendo en mente el antecedente de Woody a la hora de alejarse del humor, uno espera con ansias otra probadita del mismo plato, y fue lo que recibí hoy; ese plato tiene como nombre “Blue Jasmine”. Y si, lo se, no hay comparación con la protagonizada por Diane Keaton ya que esta ultima, al contrario de la otra, depende del humor en muchos momentos, pero me animo a decir que es la película mas dramaticamente seria de Allen desde aquellos tiempos.

Jasmine (Blanchett) es una mujer de la alta sociedad Neoyorkina que de buenas a primeras se ve obligada a pedirle hospedaje a su hermanastra que vive en San Francisco. Ginger (Hawkins) la recibe con brazos abiertos aún luego de que Jasmine le arruinara sus planes a futuro; sin embargo, será aquí donde la misma Jasmine termine de arruinar su propia vida, una vida utópica y carente de sentido, plastica y superficial que no terminan siendo mas que algo vacío.



La película esta estructurada en flashbacks y acción en tiempo presente. Las escenas están intercaladas de forma tal que cada vision del pasado ayude a comprender lo sucedido antes o despues de esta. Esta forma de relato no lineal logra un efecto interesante en la película, la hace mas llevadera aunque en ningun momento se torne pesada, al igual que mas entretenida ya que el no seguir una estructura convencional obliga al espectador a mantenerse mas alerta y atento que de costumbre.

                                                J A S M I N E

A Jasmine se le da vuelta el mundo en poco tiempo, y eso queda claro en su forma de actuar con su hermana. Como primer indicio de su banalidad vemos como no logra callarse la boca en un avion, contandole su vida a una anciana desconocida. Es una mujer que se rehúsa a abandonar ese mundo al que ya no pertenece y que se siente cómoda ignorando lo que sucede a su alrededor, simplemente balbuceando sobre su vida; una vida que dificilmente podria denominarse así, ya que su persona es detestable. Detestable porque aborrece a su familia (su hermana) e intenta alejarse lo mas posible de esta, pero una vez que se encuentra en aprietos no duda en buscar ayuda y refugio del exterior en ella.

Cuando muchas veces remarco la empatía que me generan los personajes en algunas películas, en esta ocasión me pasa distinto: siento cosas feas por Jasmine, dificilmente sienta lastima (solo en algun que otro momento), ya que mayoritariamente la veo con ojos que no pueden creer lo que ven y oidos que dificilemente quieran escuchar lo que su boca dice; está mentalmente enferma si, pero es una hija de puta, y odiosa.


Pero si esto sucede con Jasmine, todo se lo debemos a Cate Blanchett. La actriz está a un nivel incomparable en inexplicable. Es increíble como puede variar entre rangos de un momento a otro y como transmite todo lo que le sucede a su personaje internamente. Es sencillamente admirable como maneja su rostro a gusto, como es capaz de tensar los musculos faciales y lograr una hinchazon en los ojos, sumado a una mirada vidriosa a punto de llorar mares de lagrimas. Blanchett es el gran logro de “Blue Jasmine”, es quien nos guia a traves de este viaje de redencion y arrepentimiento que no terminará en buen puerto.

Al igual que Blanchett, no puedo dejar de lado a Sally Hawkins, quien en su rol de secundaria funciona de maravilla como soporte para que la estrella se luzca, logrando incluso en algunos momentos, ponerse al mismo nivel que su compañera. El resto del reparto, desde Alec Baldwin y Bobby Cannavale están correctos; cumplen tambien su funcion de soporte al igual que Hawkins, pero por supuesto que con menos tiempo en pantalla.



En “Blue Jasmine” vemos varios toques clasicos de Allen. El guión en si es tan complejo pero a la vez entendible como nos tiene acostumbrados el nacido en Nueva York. Los creditos iniciales abren con la ya icónica musica de Jazz que tan loco vuelve al director y la presentacion de los actores una vez mas se hace sobre fondo negro y letras blancas.

Un colaborador de todas horas de Allen fue Gordon Willis, el director de fotografia de grandes películas como “El Padrino”, y aunque no lo acompaño en este proyecto, el trabajo de Javier Aguirresarobe claramente se ve influenciado por lo hecho por Willis. La apariencia de “Blue Jasmine” tiene una tonalidad anaranjada y calida, seguramente para contrarestar con la naturaleza fría de la protagonista y su depresión a la hora de afrontar el futuro.




“Blue Jasmine” no busca hacernos reír a carcajadas, casi ningun trabajo de la ultima decada del director lo hace. Tal vez sea su vejez, tal vez sea porque se aburrió de hacer de la comedia el eje de sus argumentos, pero en los ultimos años el drama a ganado mas terreno en la filmografia del nacido en Brooklyn, lo que es bueno, porque nos permite descubrir otro Woody; ese Woody que a pesar de tener mas de 80 años siempre está a la vanguardia.

Es una película que demuestra el contraste entre la vida simple y los niveles altos; que demuestra como algunos consiguen la felicidad, o una aparente felicidad con tan poca cosa, y como otros pasan su vida en una burbuja intentando obtener mas y mas para presumir y sentirse realizados, cuando en realidad su vida no tiene contenido alguno y sus conversaciones son lo mas mundano que se pueda imaginar.



Jasmine ignora la realidad de una forma en la que muchos quisieramos hacerlo, pero tambien recibe golpes de esta como de seguro todos los recibiriamos si siguieramos su ejemplo.
El jazmín florece a la noche, viene a la vida luego de que oscurece. Jasmine esta en ese limbo en el que la oscuridad es dueña de todo, y donde no sabe si alguna vez su camino volverá a iluminarse…o aparentará verse iluminado.

TÍTULO: Blue Jasmine
AÑO: 2013
GÉNERO: Drama
DIRECTOR: Woody Allen
PROTAGONISTAS: Cate Blanchett – Sally Hawkins – Alec Baldwin – Bobby Cannavale – Louis C.K

No hay comentarios:

Publicar un comentario