lunes, 16 de enero de 2017

CRÍTICA - Argo - 2012






“Argo” narra el rescate de seis funcionarios de la embajada Estadounidense en Iran a principios de 1980 a cargo de Tony Mendez, quien idea un plan bizarro y arriesgado, pero con posibilidades de exito: hacerlos pasar por gente de la industria del cine buscando locaciones para su nueva película….en Irán, el pais que desea sangre Norteamericana.

La película comienza con un prólogo explicativo al estilo comic, que sirve para poner al expectador al tanto de lo que sucedía en el país en ese entonces. De muy buena forma se deja en claro quienes estaban al mando en Irán y el por qué del enojo del pueblo en contra de Estados Unidos. La razon? El derrocamiento del Sha lo lleva al exilio, siendo asilado por los Norteamericanos.




Durante toda la película somos testigos del “reino del terror Iraní”. En la población vemos el odio hacia el Norteamericano, de las gruas en las calles vemos gente colgada, y presenciamos la explotación infantil a la hora de reconstruir documentos de importancia. Estas imágenes nos ayudan a comprender la realidad social Iraní de ese entonces, y como un pueblo puede desearle tanto mal a otro…algo que E.E.U.U ha hecho toda la vida, pero bueno, las películas deciden no mostrarlo en su mayoria, verdad?

Muchas películas basadas en hechos del pasado reciente no logran convencer a la audiencia de que la acción sucede en un año determinado; sin embargo “Argo” con un trabajo de vestuario a gran nivel, sí lo hace; pero lo que mas ayuda es ese leve pero notable al igual que constante granulado, que le da una apariencia vieja, como si en realidad hubiese sido filmada a principios de los 80´s, sumado a que la hace lucir asombrosa. Tiene éxito a la hora de vender el cuento, el primer paso para convertirla en una gran película.



En un cine en el que estamos acostumbrados a ver como al final Estados Undidos termina llevándose todo el crédito y convirtiéndose en la nacion mas gloriosa del mundo, “Argo” es la excepción.
La misión de rescate era confidencial, y lo fue hasta 1997 cuando el presidente Clinton decidió desclasificarla, por lo que USA no podía regocijarse en su éxito. Es aquí cuando entra Canada y se lleva la responsabilidad y los elogios por hacer lo que no hizo. En un golpe al orgullo Norteamericano; “Argo” desenmascara al Estadounidense promedio al ponernos en pantalla a una persona que dice “la mision es arriesgada; si fallamos sera una vergüenza nacional”. El superponer la imagen ante los ojos de los demás sobre las vidas de las personas. Es basicamente lo que significa ser Estadounidense, no?

Apenas entrados al argumento, la película nos regala una secuencia espectacular. Vemos la toma de la embajada Norteamericana a manos del pueblo Iraní, pero la vemos de una forma que nos boquiabiertos a todos. La manera en la que está representada es simplemente increíble; tiene un ritmo dinámico y vertiginoso que pocas veces he visto; es una sobredosis de adrenalina y un golpe tremendo de ansiedad para el espectador, que con el corazon a mil no puede esperar a ver como concluye. Y lo mismo sucede al final de la película; las sensaciones vuelven, y con la misma intensidad (o incluso mayor). En gran medida eso es lo que la película debería ser: un viaje vertiginoso lleno de accion y suspenso, que en ningun momento cae en un pozo que haga disminuir su ritmo. Da lo mejor de si para hacernos sentir en el lugar de los hechos, y lo logra en mayúsculas!



El trabajo de Ben Affleck protagonista, como el del Affleck director estan a un nivel envidiable. Como Tony Mendez, ese hombre solitario que necesitaba sentir el riesgo para poder reconocer la importancia de su familia, logra una muy buena performace, transmitiendo en su rostro inamovible, pasividad tanto como nerviosismo cuando es necesario.
Como director es un gran valor, pero eso no es nada nuevo; lo habia dejado en claro en 2010 con “The Town”. En “Argo”  es el gran responsable de que la película se transforme en lo que es. Su direccion junto al guión de Chris Terrio son imprescindibles para que el producto final tenga la calidad que tiene, y sin duda que a futuro, si la película obtiene el lugar que se merece en la memoria colectiva, van a ser grandes responsables.

Si hay alguien que garantice una buena actuacion, ese es John Goodman. Lo que primero se le vendría a la cabeza a muchos sería “El Gran Lebowski” junto a Jeff Bridges, o tal vez en mucha menor medida “Inside Llewyn Davis” tambien bajo el mando de los Hermanos Cohen. En esta ocasión no defrauda interpretando a un personaje real que de real pareciera tener poco, por su actitud y manera de afrontar las cosas. Lo nombro a él puntualmente como tambien pude haber nombrado a Alan Arkin, para destacar a todo el reparto secundario, quienes en mayor y menor medida aportan lo suyo para que la dramatización sea convincente.



Uno describiría a “Argo” como un thriller, pero me gustaría ir más allá de lo que a simple vista presenciamos, y definirla como una carta de amor al cine. “Una carta de amor?” Dirán muchos “..pero si hay conflictos, secuestros, muertes y demás”.

La fachada de la mision es la realización de la película; vemos como nace la idea de una, los pasos necesarios para llevar delante el proyecto, reuniones con productores, presentaciones a la prensa, elección del guión y como se preparan los storyboards. El cine viene haciendo magia con los espectadores desde principios del Siglo XX, convirtiendose en un medio de escape por un par de horas para olvidarnos de nuestros problemas diarios.

Es este cine como magia el que permite la liberacion de  quienes estaban retenidos en Iran. Esa capacidad de convencernos de que lo irreal es real es la gran responsable de que la misión de Tony tenga éxito. “Argo” es el cine como herramienta que salva vidas! Una celebración al cine mismo; la representación de una historia alocada y poco probable que solo en una producción Hollywoodense seríamos capaz de verla con éxito…y tan así es, que se acudió a la mismisima fábrica de sueños para llevarla a cabo.




En los Oscar de 2013 la película se llevó 3 estatuillas, incluída la de mejor película, aunque obviando a Affleck como director (sin embargo no se puede refutar al ganador; Ang Lee estuvo fantástico con “Life of Pi”). “Argo” no es de esas películas destinadas a pasar a la historia por algun momento inolvidable en pantalla o actuación que rompe con todos los esquemas; es una de esas ganadoras del Oscar que permanecerá tranquila en el estante de las menos renombradas, a la sombra de bestias como “Titanic”, “El Señor de Los Anillos” o “Forrest Gump”, siendo esto al final un error, ya que como todas las nombradas, no tiene ningun desperdicio, y nos hace pasar MAS que un buen momento.



TÍTULO: Argo
AÑO: 2012
GÉNERO: Drama - Suspenso
DIRECTOR: Ben Affleck
PROTAGONISTAS: Ben Affleck – Alan Arkin – John Goodman – Bryan Cranston – Clea DuVall – Victor Garber

No hay comentarios:

Publicar un comentario