martes, 10 de enero de 2017

RESEÑA - La La Land - 2016






Empiezo a escribir esto el 9 de enero de 2017. Hora: 00:53. “La La Land” acaba de ganar los 7 Globos de Oro a los que estaba nominada. La ciudad de las estrellas brilla como nunca, y esto recien comienza

Desde el principio, se ha dicho que la sala de cine es un lugar a donde se va a soñar, a escapar de la realidad, desconectarse del mundo y olvidarse de los problemas cotidianos por dos horas. La experiencia de ver una película en una sala repleta de desconocidos, sus reacciones y tal vez compartir esos sentimientos, es algo que no tiene igual. Algo que en los ultimos años se ha ido perdiendo debido a la aparicion de nuevos medios para disfrutar peliculas: video hogareño, descarga o streaming.




Las películas son hechas pensando en ser visionadas en una pantalla grande; es ahí donde podemos disfrutarlas en su totalidad. Y aunque las nuevas generaciones parecieran no sentirse tan atraídas al sentarse en una butaca y dejar que el cine los sorprenda, aún quedan esperanzas de que el amor por la experiencia renazca. ¿Por qué? Por gente como Damien Chazelle, cuya segundo trabajo como director, “La La Land” es una carta de amor al cine, y a la experiencia cinematográfica toda.




Admito que hace un tiempo sentía cierto rechazo hacia los musicales, un rechazo sin fundamentos (como la mayoria), ya que nunca me había dispuesto a ver uno de buena forma. Tenía la idea de que los numeros musicales eran aburridos, no tenían sentido y el todo era una incoherencia. Sin embargo, en noviembre de 2014 todo cambió, gracias a “Cabaret”. No voy a explicar lo que significó, lo dejaré para una probable reseña. Pero me abrió los ojos a un genero nuevo, y distinto.



El musical nos ofrece mundos nuevos, historias mágicas y posibilidades infinitas. Películas como “El Mago de Oz”, “Cantando Bajo La Lluvia” o “Amor Sin Barreras (West Side Story)” pasaron a la historia del cine por eso mismo: por ser trabajos peculiarmente perfectos que quedan grabados en la memoria de quien los ve. El sonido fue la invención mas grande del cine luego del color, y desde entonces no ha habido otro invento de igual magnitud. El sonido le abrió las puertas al musical, y el musical le abrió las puertas a otros mundos a modo de escapatoria, a los espectadores.




 ¿De que va?
Sebastian (Gosling) un pianista de Jazz  enamorado de lo que hace pero con poca suerte en el trabajo, se enamora de Mia (Stone), quién anhela con ser actriz pero no consigue pasar de las audiciones. Ambos se desviven por sus pasiones. A tal punto de que esta devoción los llevará a plantearse que vale mas, si alcanzar sus ideales, o el amor.




“La La Land” es una comedia romántica/musical que desde su magistral plano secuencia de apertura, con una coreografía multitudinaria en un puente repleto de autos varados y un manejo de la camara excepcional incluso a la hora de meterse en los lugares menos espaciosos, nos enamora y nos recuerda a aquellas películas que hicieron de los 40’s, 50’s y principios de los 60’s, “La Era Dorada de Hollywood”.

En esta secuencia inicial queda en evidencia tanto el talento como el amor que siente el director, Damien Chazelle, por lo que hace. Siendo “Whiplash” su primer trabajo como director, quedó demostrada su capacidad de hacer una película en donde la música fuera el componente esencial. Dos años mas tarde, y despues de 6 de desarrollo, “La La Land” llegó a los cines.




Al igual que en su debut cinematográfico, en “La La Land” la musica es de tal importancia que termina convirtiéndose en un personaje mas de la trama. Del mismo modo que en todo musical conocido, es a través de ella que los protagonistas exteriorizan sus sentimientos y demuestran quienes son en realidad, pero en este caso puntual, este efecto emocional va mas allá. La banda sonora y los numeros musicales se nos meten en los huesos, nos llegan al corazon y nos ocasionan tanto sonrisas como lagrimas instantáneas, sin previo aviso y de gran magnitud. El trabajo de Justin Hurwitz a la hora de crear las melodias es grandioso, y las interpretaciones de Gosling y Stone quienes, pese a no ser profesionales del canto o del baile, tuvieron una preparacion exhaustiva en los meses previos a la filmacion que los llevó a ejecutar todo lo que se ve en pantalla, son perfectas.



Los rendimientos de ambos protagonistas son superfluos. Con sus actuaciones le brindan una veracidad envidiable a sus personajes, con quienes extrañamente conectamos desde un principio, quienes desde el comienzo nos agradan y anhelamos que sus vidas sean felices. Ambos demuestran una gama de emociones tremenda al pasar del humor a la tristeza en pocas escenas; con sus voces al cantar nos tocan el corazón como hace mucho una película no lo hacia, y en sus ojos vemos su devoción por lo que aman, y por el otro. La melancolía es una imagen recurrente en los dos,y sin su química la película no sería la misma.
Si en algo se apoyan los cimientos de la trama, es en las performances de Gosling y Stone. “La La Land” es una historia de amor convencional en su premisa pero no en su desarrollo e inevitable desenlace. Una historia de amor hermosamente diseñada y creíble en la que en algun momento u otro podemos sentirnos identificados; porque todos somos soñadores.



No dudo en decir que es la mejor experiencia que tuve en una sala de cine y que la disfrute como ninguna otra película; el regreso del Cinemascope convierte el hecho de ir a verla en pantalla grande en practicamente una obligación moralmente cinematográfica. En mi vida imaginé ver como la palabra “cinemascope” se expandia hacia sus costados en una pantalla grande, y tengo que decir que para mi, un enamorado empedernido del cine, es una sensacion impagable e inigualable.

El plano secuencia con el que se da puntapié inicial es lo mejor que he visto ultimamente (al menos desde “Birdman”). El desafió logistico que debe haber significado el reunir tanta gente para hacer una coreografía en un lugar así, y los movimientos casi imposibles que realiza la cámara son un deleite visual si se tiene consciencia de lo que se está viendo. Es en este momento tambien cuando vemos cuanto resaltarán los colores a lo largo de la trama; amarillo, azul, rojo, todo genera un contraste que daña los ojos de tanta perfección y belleza.




La fotografía de Linus Sandgren es algo indescriptible. Pido disculpas si no me adentro mucho en esto, pero a pesar de no ser mi fuerte en el campo de las peliculas, aunque lo fuera no podria siquiera intentar describir lo que la cinematografia significa. Es perfecta, y hermosa. Los decorados son una necesidad para el desarrollo de la historia; decorados que dan ese toque particular de “pelicula de estudio” que en algun que otro momento, personalmente me recordó a “Los Paraguas de Cherburgo” de Jacques Demy. Ambos trabajos son odas a la felicidad y a la tristeza; al amor y la desolación; ambos trabajos tienen esa dualidad que los erige como grandes exponentes de como se hace un musical y como se relata una historia de amor.



“La La Land” es un viaje de emociones muy intensas, de donde saldremos muy heridos pero a la vez nos sentiremos muy bien con nosotros mismos. Es una película para aquellos que se atreven a soñar, para quien ha sido rechazado infinidad de veces y que cree que las puertas nunca se le abrirán. “La La Land” es una carta de amor al género que hizo felices a los espectadores como ningun otro. “La La Land” es la razón por la que el cine debe ser una experiencia diferente, debe ser visto en pantalla grande y rodeado de personas.

“La La Land” obtuvo 7 nominaciones a los Globos de Oro y se llevó los 7 a casa. Se convirtió en la pelicula mas ganadora de la historia, superando a “One Flew Over The Cuckoo’s Nest” de 1975. Sobra decir que es la mayor candidata para arrasar en los proximos Oscar del 26 de Febrero.



“La La Land” nos recuerda lo que es sentir, lo que es emocionarnos, la importancia de soñar y por qué el cine es esa linterna mágica en donde estos sueños se pueden convertir en realidad.



TITULO: La La Land
DIRECTOR: Damien Chazelle
AÑO: 2016
GÉNERO: Drama – Comedia Romantica - Musical
PROTAGONISTAS: Emma Stone – Ryan Gosling – John Legend – J.K Simmons – Callie Hernandez


Entradas recomendadas

West Side Story (Amor sin Barreras) - 1961

El Artista - 2011
Los Paraguas de Cherburgo - 1964

No hay comentarios:

Publicar un comentario