miércoles, 28 de diciembre de 2016

Dos Hermanas (Janghwa, Hongryeon) - 2003







Dos hermanas vuelven a su casa luego de una prolongada ausencia; una casa donde se sentirán amenazadas por aterradoras presencias y una cruel madrastra.

No se como comenzar a hablar de esta película. Lo primero que vemos es una habitación de un sanatorio, en donde un doctor se dispone a hablar con una paciente sin resultado aparente; pero una vez que esta accede, conoceremos el por qué de su situación. Un por qué bastante enfermizo y aterrador.




Es evidente que la mayor parte del cine de terror que consumimos proviene de Norteamerica, lo que no necesariamente es malo, ya que se realizan muchas buenas peliculas en aquel país. En realidad se vuelve un poco…monótono.
Los argumentos son siempre parecidos y la ejecución del susto pierde cada vez mas eficacia. Es esta actitud, de encerrarnos en lo conocido, lo que no nos permite investigar y descubrir, y nos lleva a perdernos grandes trabajos a nivel internacional.

                    


Sin dudas, el terror asiático es el mas efectivo del mundo; y en 2003, desde Corea llegó una de las películas (tal vez LA película) que mas aterrorizó a su humilde servidor.
Jee-Woon Kim, a cargo tanto de la dirección como del guión, crea una atmósfera de horror puro que nos va absorbiendo poco a poco. Primero, demostrando la perdida de inocencia que nos sucede a todos en esa etapa de transición niño/adolescente; luego con una madrastra cruel (a cargo de Jung-Ah Yum: espectacular) que pareciera querer destruir todo lo que nuestra protagonista aprecia.



Se dice que hacer reir a una persona es una de las tareas más difíciles; yo me arriesgaría a situar el asustar en la misma categoría, mas aún en el cine, que suele tornarse tan repetitivo y poco sorpresivo ultimamente. Sin embargo en esta ocasión, el miedo se nos mete entre los huesos con una facilidad tan grande, que asusta al igual que lo que vemos en pantalla. No es necesario innovar para ser efectivo, sino mejorar lo que ya se tiene, por ende, con imágenes aterradoras, una buena banda sonora petrificante y un giro inesperado sorpresivamente magistral y excelentemente trabajado y ejecutado, el director logra su cometido: aterrar a la audiencia.



Me enorgullece decir que “Dos Hermanas” es de las pocas películas que me obligaron a mirar a un costado y taparme los ojos mas de una vez, esperando que el mal momento pasara…sin darme cuenta que es aun mas duro volver a abrirlos! Eso que quiere decir? Que todo salió como debía salir. Y me encantó!



El trabajo de Jee-Woon Kim en todo lo que se propone es maravilloso, la banda sonora de Byung-Woo Lee es estremecedoramente perfecta y la edición en determinados momentos es la responsable de dejarnos casi a punto de mojar nuestros pantalones, pero lo que me gustaría destacar es la actuación de Su-Jeong Lim.
Esa hermana mayor que siente culpa y toma el rol de madre sobreprotectora, tiene a su cuidado a su hermana pequeña y a su padre; sin embargo, verá amenazada su tranquilidad con la llegada de su madrastra. Su-Jeong convence simplemente con su mirada y sus gestos, pero son los momentos de enajenación/locura/suspenso, los que la convierten en la principal atracción. Es gracias a ella que todo funciona, es la piedra angular del argumento; es a ella a quien le creemos y es por ella por quien sentimos lastima y sufrimos.

                         


Woon Kim logra resultados perfectos con su terror visual y psicológico, pero tambien trabaja muy bien la parte humana en el espectador, al centrarse en dos pequeñas adorables sin nada de maldad y hacerlas atravesar por cosas tan feas.
El amor de la familia, la sobreprotección, la sobreexigencia a la hora de las responsabilidades, el quedarse estancado en un lugar y no poder avanzar por no ser capaz de dejar el pasado atrás. Todas son cosas que pueden sucederle a cualquiera, y es esa conexión  que traspasa la pantalla, esa sencacion de que nosotros mismos podemos ser los personajes, lo mas terrorífico de todo.




Su éxito internacional derivó en un remake Norteamericano en 2009, el cual honestamente es un thriller regular, pero que no cuenta con ese toque especial de la original…algo esperable, ya que cuando Hollywood no tiene ideas, su opción preferida es reciclar buenas ideas y transformarlas en malos productos.

“Dos Hermanas” es de las grandes exponentes del terror asiático de fines de los 90’s y principios de los 2000 que se dio a conocer con el J-terror de la mano de cintas como “Ringu” de Hideo Nakata o “Ju-on” , en donde se volvió un ícono  la imagen de la figura femenina de pelo largo que tapa sus facciones. Es a la vez, una de las mas originales, uno de los finales mas inesperados, y tal vez una de las mejores películas del género de la historia (Si, anímense a salir de E.E.U.U por favor!).

Es una experiencia como el terror se merece. Inquietante, incomoda, nerviosa y exptectante; aterradora a niveles extraordinarios. Una película sensacional, que nos lleva a pensar que nunca se sintió tan bien cerrar los ojos y mirar para un costado.



TÍTULO: Janghwa, Hongryeon
AÑO: 2003
GÉNERO: Terror - Suspenso
DIRECTOR: Jee-Woon Kim
PROTAGONISTAS: Su-jeong Lim – Geun-young Moon – Kap-su Kim – Jung-ah Yum


No hay comentarios:

Publicar un comentario