viernes, 23 de diciembre de 2016

Blair Witch - 2016







Cuando las películas son buenas y logran mantenerse en el tiempo por mérito propio, no hay necesidad de continuaciones o derivaciones de la misma. “La Bruja de Blair” en 1999 rompió con todo, debido tanto a su promocion como a la forma en que esta se desarrollaba, ese estilo “falso documental” que NO lo inventaron sus directores, sino que lo actualizaron y pulieron.

Un tiempo despues salió este especie de “secuela” de nivel espantosamente bajo que solo se convirtió en un movimiento comercial.
Este año, casi 20 despues del estreno de la cinta original llegó a los cines “Blair Witch”, un proyecto que por mucho tiempo estuvo en secreto, etiquetado incluso bajo otro nombre completamente distinto.



¿Todo lo relacionado a “La Bruja de Blair” te suena ajeno? No te preocupes, porque la película se encarga de poner en conocimiento lo ocurrido allá por 1999, lo que es una buena estrategia para que el espectador que no conoce mucho pueda adentrarse facilemente en la historia. Y aunque eso es digno de remarcar, no lo es la forma en que el argumento se desarrolla. No quisiera decir que es un copiar y pegar del trabajo de Sanchez y Myrick (directores de la original), pero sí se parece bastante. Perderse, caminar en circulos, rispideces entre los individuos, objetos que aparecen de la nada, etc, etc. Si bien funcionó la primera vez, y segurmante funciones para aquellos “virgenes de Blair”, no sucede lo mismo con quienes van preparados, que terminaran encontrando simplemente, mas de lo mismo.



De que va? James es el hermano de Heather (la chica principal de la original), y decide salir a buscar a su hermana al bosque una vez que, mediante internet, ve una grabacion que podría demostrar su paradero.


¿Y después que? Despues sucede lo esperable; con sus amigos se pierden en el bosque, suceden cosas extrañas, desaparecen de a uno y demas; todo lo que vimos en la pelicula de 1999, pero menos efectivo tal vez, porque ya  lo conocemos.

Sin embargo, lo que me pasa con esta pelicula es dificil de enteder. Mientras que su desarrollo es predecible y esta repleto de esos “sustos falsos” que hoy abundan en las cintas de terror (ejemplo: cuando un personaje aparece en pantalla de la nada, acompañado de un sonido fuerte), lo que de verdad es remarcable son sus ultimos minutos, la conclusión de la historia.



Sin entrar en detalles para no hacer de spoiler en nada, les digo que se preparen para esos ultimos minuto, porque no tienen nada que ver con los primeros 60 minutos de película.

La tensión generada es tal, que pareciera que estamos hablando de otra pelicula completamente distinta. ¿Tanto les costaba hacer lo mismo durante los 90 minutos que dura todo? La camará deja de ser molesta como lo es a lo largo de casi toda la trama y pasa a ser un elemento no solo esencial, sino tambien clave para que los resultados se obtengan. Sumado a esto, breves apariciones de algo en particular nos pondrán la piel de gallina mas de una vez y nos tentará a mirar para el costado en mas de una ocasión.



                           ¿Qué sucede con el terror actual?


¿Se vió forzado a cambiar debido a la audiencia, o la audiencia se vio obligada a cambiar debido a la evolucion de este? Lo digo porque NO HAY película de horror de los ultimos años que no caiga en el mismo cliche (sin contar algunas excepciones): sustos que no son sustos y poco interés en quien aparece en pantalla. En “Blair Witch”, los primeros estan por todos lados, incluso aparecen debajo de las rocas en el bosque. Se mire por donde se mire, siempre está el efecto facil del sonido de volumen alto y la aparicion de alguien o algo acompañandolo.

El terror no funciona asi. El terror debería preparar el terreno, generar tension constante en quien ve la película, hacerlo saber que algo va a pasar y no lo puede evitar, y dejar una consecuencia luego del acto, ya sea nerviosismo u obligar al espectador a mirar para otro lado, cosa que su antecesora y pionera logra con creces. En esta ocasión, y en muchas otras en demasiadas peliculas, los “sustos” son efimeros, momentaneos, y una vez que concluyen volvemos a la normalidad, esperando por otra dosis de “terror inefectivo” que nos haga saltar el corazon por una centésima de segundo y nada mas.




A pesar de todo, “Blair Witch” es una experiencia entretenida a sabiendas de que lo que vamos a ver no es nada del otro mundo, ni intenta explorar terrenos nuevos innovando en la forma de asustar a la gente. Mentiría si dijera que no me sentí un poco nervioso en algun momento.


El reparto es regular, nada fuera de lo comun en peliculas de este tipo. El guión no es elaborado y en varios momentos parece reciclado de la película original. Algo a destacar es la mezcla de sonido, algo fundamental para estas peliculas hoy por hoy debido a lo mencionado antes, y tambien el manejo de las cámaras, que dejan de ser “al hombro” y se convierten en algo parecido a la Go Pro, lo que le da un aire mas realista a los acontecimientos, aunque despues de unos minutos nos podemos sentir mareados de tanto movimiento.




No enfrenten la pelicula toda esperando asustarse como nunca antes porque no lo van a lograr, sin embargo, sepan que van a presenciar uno de los finales mas eficaces del ultimo tiempo.
Si, suena contradictorio pero es asi; son esos instantes lo que hacen de “Blair Witch” una linda pelicula para una noche tormentosa y a oscuras.
Pero si quieren inquietarse de verdad, primero vean la que dio origen a todo. Si pueden calmar sus temblores, sigan con esta.



***un gran acierto es el uso de la camara (ya sea de verdad, o un filtro) amateur que utilizaba cintas como almacenamiento. Este le da un aspecto poco profesional, no granulado sino borroso y de baja calidad, que no solo ayuda a la hora de captar lo sucedido, sino que al no ser capaces de vislumbrar bien lo que le pasa a nuestros protagonistas, el miedo y la tension van creciendo hasta llegar al punto de climax total***





TÍTULO: Blair Witch
GÉNERO: Terror
AÑO: 2016
DIRECTOR: Adam Wingard
PROTAGONISTAS: James Allen McCune – Callie Hernandez – Corbin Reid – Brandon Scott – Wes Robinson – Valorie Curry



Entrada recomendada

Aguirre, La Colera de Dios - 1972

No hay comentarios:

Publicar un comentario