sábado, 20 de mayo de 2017

RESEÑA - Manchester by the Sea - 2016




Las películas están rodeadas por un aura que nos ayuda a reconocer en que forma se desarrollará la misma y da una idea general de cual será el ritmo de esta.
Si colocaramos el trabajo mas reciente de Kenneth Lonergan en una gráfica, veríamos como esta avanza en depresión, no solo por su (valga la redundancia) atmósfera depresiva sino tambien por la cualidad que tiene la misma de, llegado al punto mas bajo posible, arreglárselas para undirse aún mas y demostrar hasta que punto es capaz de llegar el ser humano al enfrentarse a determinadas situaciónes.


Lee Chandler (Casey Affleck) es un plomero que lleva una vida sin sentido aparente. Tipo frontal y con un temperamento bastante voluble, pasa sus días arreglando las cañerias de los inquilinos, sacando su basura o destapando inodoros. Sin embargo, su vida dará un giro de 180 grados al enterarse de la muerte de su hermano Joe (Kyle Chandler) y quedar a cargo de su sobrino Patrick (Lucas Hedges), lo que lo llevará a instalarse en Manchester, lugar del que quiere mantenerse alejado luego de una desgracia que lo afectaria por el resto de sus dias.




Te levantas, trabajas, a beber algo en el bar y a dormir, ese es tu dia cuando  de buenas a primeras tenes que tramitar el funeral de tu hermano sorpresivamente fallecido y ocuparte de su hijo adolescente. Ese es Lee Chandler, a quien le pagan el minimo y lo mandan a vivir en una pocilga compacta de una sola habitación.  Lee no puede permitirse el contacto social luego de lo que le sucedió, por mas que quiera no es capaz de lograrlo; lo cubre una capa invisible que se lo prohíbe, son los recuerdos y lamentos de no haber estado ahí y perder todo lo que le daba sentido a su vida. Su vuelta a Manchester no hace mas que revivir los fantasmas interiores con los que tanto le cuesta lidiar, la mirada con prejuicios de los demás y el reencuento con su ex-mujer serán una prueba dificil de superar para un Lee cerrado en si mismo que no logra enunciar y conectar oraciones extensas.



“Manchester by the Sea” es el camino a la redención de nuestro protagonista, quien volviendo involuntariamente al lugar que destruyó su lado humano, intenta buscar respuestas y consuelo, acabar lo inconcluso y, de ser posible, librarse de la culpa que inevitablemente lo acompañará por el resto de su vida. El encuentro con su ex esposa Randi (Michelle Williams) es un mal necesario para ambos; su conversación para nada extensa pero muy cargada de emoción es la exteriorización que los dos necesitaban para saldar cuentas entre ellos, o al menos demostrarse sus vulnerabilidades y quedar expuestos el uno ante el otro.




Casey Affleck brinda una performance maravillosa con sus ojos que parecieran fijados a la nada misma, su actitud desganada y sus inentos de lidiar con el pasado. Atravesamos todo junto a él y nos es imposible no sentir una grieta en el corazón al conocer la razón por la cual actúa así. Su trabajo personalmente me retrotrae a las estrellas del cine mudo, quienes sin la necesidad de hablar eran capaces de transmitir todo con un gesto o una mirada. Presenciar como Lee atraviesa estos cambios repentinos y a la vez lucha con su pasado nos destroza facilmente, generando una empatía instantánea.

Lonergan recurre al uso de flashbacks, al viaje en el tiempo entre el pasado y el presente, para demostrar en que se encuentra la cabeza de Lee. Con el abogado, acostado en su cama, en cualquier momento Lee vive en el pasado; rememora los buenos dias junto a su hermano y sobrino, pero también sufre al ser incapaz de borrar  de su memoria eso que tanto mal le hace. Lee intenta, en vano, deshacer todo mediante el recuerdo, intentar superarlo, cuando en realidad esos demonios vivirán en su memoria hasta el ultimo de sus dias.



Tanto Lee como Patrick, su sobrino, aparentan saber controlar sus sentimientos, haber aprendido a no abrirse con los demas, pero todos tenemos nuestros puntos de quiebre. En el caso de Patrick (el retrato de Hedges como un adolescente normal que tiene que convivir con la reciente perdida de su padre y la ausencia de una madre, que busca ese amor necesario no solo en una novia, sino que en dos, está por demás excelente) sucede al ver carne en el congelador, lo que le trae a la mente la imagen de su padre en el hospital. Ambos, siendo el unico vinculo familiar presente que les queda, en esa corta estancia juntos comprenderán cuan importante son el uno para el otro.



El director hace de Manchester un personaje mas, el presente y futuro para algunos, y el pasado a olvidar para Lee. Su clima helado no hace mas que representar gráficamente lo que este siente por dentro: es incapaz de volver a ser quien era antes, algo en el desapareció y jamás volverá. Lonergan, con su guión y trabajo de camaras añade un ritmo casi frenetico en su lentitud a una pelicula que ronda las dos horas y veinte minutos. Nos ofrece un relato sobre la tristeza y la depresión, sobre como un acto involuntario o hecho inesperado puede afectar no solo nuestras vidas sino las de quienes nos rodean.



“Manchester by the Sea” son 140 minutos dificiles de atravesar cuando todas las piezas son puestas en orden. Es cine que no necesariamente apunta a la lagrima pero que sin duda tiene la capacidad de hacernos derramar alguna que otra en mas de una ocasión. Son imágenes que transmiten la temperatura exterior de la localidad y la interior de los protagonistas. Es cine con todas las letras, que apunta a tocar nuestra fibra mas interna y lo logra de forma admirable. Un ejemplo de como las películas siguen y seguirán teniendo esa magia inexplicable que nos lleva a vivir en carne propia lo que atraviesan los personajes.

TÍTULO: Manchester by the Sea
AÑO: 2016
GÉNERO: Drama
DIRECTOR: Kenneth Lonergan
PROTAGONISTAS: Casey Affleck – Kyle Chandler – Michelle Williams – Lucas Hedges


Otras peliculas de 2016

Silencio - 2016
La La Land - 2016
Capitan Fantástico - 2016
El Conjuro 2 - 2016
No Respires - 2016
Everybody Wants Some! - 2016

2 comentarios:

  1. Una cinta durísima sobre el sentido que le damos a nuestras vidas y como, muchas veces no somos capaces de coger los cables que nos echa que enderezarla. La hemosvisto y nos ha gustado.

    HemosVisto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es en extremo dificil de soportar; lo que logra Casey Affleck es increible y merecidisimos fueron todos los reconocimientos que obtuvo. Sin duda, de lo mejor del año pasado. Saludos!

      Eliminar