sábado, 15 de julio de 2017

RESEÑA - Spider-Man: Homecoming - 2017




El Universo Cinematográfico de Marvel (muy a pesar de sus detractores) se ha convertido sin dudas en uno de los hitos mas grandes de la historia del cine, siendo cada nuevo estreno un acontecimiento a nivel mundial. Esto se dio gracias a la interconexión entre cada película individual, asi como cuando logramos ver a nuestros héroes juntos en pantalla en cada nueva entrega de “Avengers”.

Este año marcará un record para Marvel Studios, ya que será la primera vez que estrene tres de sus películas en una sola partida. La primera fue “Guardianes de la Galaxia Vol.2” y la última en Noviembre será “Thor: Ragnarok”; sin embargo estas palabras que escribo en este momento no serán para el Dios de Asgard ni para la banda de tontos mas grande de la galaxia, sino que mi objetivo es hablarles del arácnido favorito de todos, quien de una vez por todas está donde se merece estar. Que bien se siente decir esto: Spider-Man, bienvenido a casa!



Teniendo lugar luego de lo ocurrido en “Capitan America: Guerra Civil”, seguimos al siempre carismático Peter Parker (Tom Holland), quien bajo la supervisión y practicamente tutela de Tony Stark (Robert Downey Jr) se debate entre su ambición personal de convertirse en miembro permanenten de los Vengadores o seguir con su vida adolescente en su barrio de Queens. Unas armas extrañas comienzan a aparecer en la ciudad, y un Peter obsesionado con hacer el bien y hacer notable su existencia se hará cargo del problema…

La trilogía de Sam Raimi fue en donde vimos por primera vez en pantalla grande a nuestro héroe mordido por una araña radioactiva. Dejando de lado la tercera entrega, la cual la mayoría no hace mas que destrozar, para muchos el trabajo del director de “Evil Dead” va a ser insuperable, llegando al punto de decir que la “Spider-Man 2” sea posiblemente la mejor película de superheroes de todos los tiempos, sumado a que Tobey Maguire siempre estará en la memoria de nosotros, aquellos adultos jóvenes, como el primer y mejor Peter Parker de todos…al menos hasta ahora?



En 2012 Sony Pictures buscó reivindicar la mala imagen dejada por la conclusión de la trilogía original en 2007 y se propuso contar una vez mas los inicios del arácnido, esta vez con un nuevo reparto, incluído un Andrew Garfield en el rol principal que simplemente no encajaba; su Spider-Man era mas que aceptable, pero su Peter Parker dejaba algo que desear, lo opuesto a Maguire. Luego de una secuela altamente criticada en 2014, se llegó finalmente un acuerdo entre Sony y Marvel para que Spidey se integrara a su Universo Cinematográfico. ¿El resultado? Una película de orígenes, no necesariamente repetitiva, que aporta frescura, dinamismo. Se suele decir que la tercera oportunidad es la vencida, y por lo visto en “…Homecoming”, el futuro aparenta brillar  para nuestro hombre araña.

A pesar de no tener los 15 años que supuestamente tiene Peter, Tom Holland aporta un aire fresco, y en cierto punto, esa inocencia de la que tanto carecía nuestros dos ejemplos anteriores. Su habilidad para combatir el crimen cuando se calza sus mallas rojas y azules, al igual que su capacidad innata para hacernos reir a carcajadas con sus actitudes o comentarios son simplemente maravillosos; es sin dudas un Tony Stark en miniatura.



Y ya que menciono a nuestro playboy, millonario y filantropo favorito, no puedo dejar pasar la adición de Downey Jr. al elenco, quien al igual que Holland hace maravillas cada vez que aparece en pantalla, y que no solo sirvió como un elemento clave a la hora de promocionar la película, sino que su rol de supervisor de este joven en crecimiento es vital para nuestro heroe; aconsejarlo o hacerlo entrar en razon si es necesario (ademas de coquetear con la Tia May, por supuesto) hace que la mas reciente incorporacion al Universo Marvel esté respaldado por el mas carismático de todos los héroes, quien básicamente comenzó todo, lo que le augura un gran porvenir…

La relación Peter/Tony se torna paternal a medida que la acción avanza, convirtiendose el uno para el otro en individuos esenciales en sus vidas, donde se da un aprendizaje recíproco, y donde ningun momento de pantalla que compartan es desechable. El dúo Spider-Man/Iron Man es de lo mas entrañable que Marvel nos ha regalado al igual que Rocket/Groot, y el potencial para futuras producciones no tiene límites.



Como espectaculo de acción, “Spider-Man: Homecoming” funciona de las mil maravillas, al igual que practicamente todo lo que sale de la manga de Marvel. Y como en las protagonizadas por Star Lord y Gamora, la banda sonora es un acompañamiento fundamental en todo momento, en donde temas reconocibles como referencias musicales no dejan de abundar. A su vez, como en toda producción de la Fabrica de Sueños del Siglo XXI, el humor es un punto esencial para su desarrollo. El contrapunto se logra de forma tan efectiva como (me arriesgo a decir) nunca antes en una de sus películas, gracias en parte al guión que no nos da un solo respiro y nos mantiene inundando la sala de carcajadas, al igual que las habilidades comicas tanto de Holland, como las que nos tiene acostumbrados hace casi 10 años Downey Jr.

En donde mas lo veo reflejado es en la saga de “Guardianes de la Galaxia”, pero “Homecoming” también le dio un lugar importante a la amistad en el desarrollo de su trama. Cuando Peter se plantea si dejar su ciudad y amigos para dedicarse de lleno a los Vengadores, no puede evitar darse cuenta que aún le queda mucho por recorrer en su vida adolescente y que debería disfrutarla; Ned, su compinche de todas horas terminará cumpliendo un rol mas que importante a la hora del enfrentamiento final y mas importante de nuestro heroe, y eso es porque los amigos siempre están ahí cuando los necesitamos.



La expectativa generada fue demasiada, y aunque muchos pueden argumentar (con mucha razón) que las películas de Marvel son todas iguales en estructura, la verdad es que la dirigida por Jon Watts cumple con lo que se esperaba; tal vez no con creces, pero es un producto que logra satisfacer tanto con sus secuencias de acción como con sus chistes o situaciones de hilaridad. Aunque lo mas importante acá era ver como encajaría Spider-Man en este bloque llamado “Vengadores” que lleva casi una decada en construcción, por lo visto efímeramente en “…Civil War” y lo que se puede presenciar acá, no hay dudas de que su adición no hará mas que aumentar esa aura mágica repleta de expectativa que existe alrededor de “Avengers: Infinity War”.

“Spider-Man: Homecoming” es la bienvenida a casa que nuestro hombre araña se merecía, un espectaculo de mas de dos horas que no afloja en ningun momento, pero que a la vez no llegaría a destacar por encima de las demas producciones previas si no fuera por todo lo generado a su alrededor. Viene obteniendo resultados excelentes en taquilla y sin dudas tiene grandes chances de convertirse en una de las películas mas recaudadoras de todos los tiempos.

Una vez mas, Marvel lo logró, y esto no hace mas que aumentar nuestras ganas de ver a todos nuestros heroes juntos pelear espalda con espalda por tercera (y tal vez ultima?) vez. El solo pensar sobre las delicias que nos entregarán Peter Quill, Tony Stark y Peter Parker en materia de humor una vez que compartan pantalla me convencen de que la gran apuesta de la compania para 2018 y 2019 no tendrá desperdicio alguno!



TÍTULO: Spider-Man: Homecoming
AÑO: 2017
GÉNERO: Aventuras – Acción – Comedia
DIRECTOR:
Jon Watts
PROTAGONISTAS: Tom Holland – Michael Keaton – Robert Downey Jr. - Marisa Tomei – Jon Favreau – Zendaya – Donald Glover – Gwyneth Paltrow – Laura Harrier


Entradas recomendadas

Guardianes de la Galaxia - 2014
Guardianes de la Galaxia Vol.2 - 2017
Karate Kid - 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario