lunes, 27 de junio de 2016

Película N° 647 - Buscando a Dory - 2016







En 2003 Pixar mostro al mundo su quinto largometraje, “Buscando a Nemo” la cual no solo fue la película más recaudadora del estudio hasta ese entonces, sino que también la película animada más exitosa de la historia; y la crítica no se guardó ningún tipo de elogio. Ahora, 13 años después, Nemo, Merlin y Dory vuelven, pero esta vez a quien hay que encontrar es a esta última, o más bien, quien necesita encontrarse es ella.




Después de tantos años, y sabiendo de la calidad de “Buscando a Nemo”, uno esperaría algo que la equiparase, y la verdad es que eso no sucede; lo que no quiere decir que sea una película mala, sino menor, y no tan llena de genialidad.
Aunque Andrew Stanton se mantiene como director y guionista al igual que en la original, en esta oportunidad la cinta no tiene la misma frescura. Se siente pesada de a ratos, hasta incluso un poco forzada si analizamos el todo en general.



Sin embargo, que no se compare con la anterior no quiere decir que sea deficiente, sino todo lo contrario. Entre tanto cine animado de hoy en día en el que la formula pareciera repetirse cada vez más, “Buscando a Dory” es una cinta que mediante la no innovación, sino la apuesta a lo conocido y seguro, no sale de su zona de comodidad, pero intenta otorgarle una experiencia optima al espectador. Experiencia que, si uno no vio “Buscando a Nemo” o no le dio demasiada importancia, es buena, pero si se va con la esperanza de revivir lo vivido allá por 2003, tengo que decir que no es así.



La animación fue originalmente pensada para los niños, y su público principal es todavía ese, siendo pocos los ejemplos de ese tipo de cine que atraen a adultos. Sin embargo, hay algunos que están destinados a ambos, ya que los padres son quienes se quedan con ellos por 90 minutos en una sala.
Podría decirse que Pixar fue la  pionera al tomarse en serio ambos públicos (al este del Pacifico, ya que Ghibli en Japón siempre produjo películas con contenido más que complejo para niños). Tal vez el ejemplo más claro del estudio sea “Los Increíbles”, en donde por primera vez decidieron utilizar una familia humana como protagonista, y no solo eso, sino que el argumento de la misma, simplificándolo, eran los problemas del día a día de cada integrante. El padre no se sentía identificado con su trabajo, los niños tenían problemas en la escuela, y así.



Pero volviendo a “…Dory” debo decir que resulta entretenida ya que tiene un humor bastante  satisfactorio, con gags eficaces para cada generación, aunque nada fuera de lo común. Lo pintoresco de cada animal marino, cada uno con su propia personalidad es lo que llama más la atención. No es nada fácil otorgarle cualidades humanas a algo animado, y menos si ese algo animado no es una representación humana, pero Stanton lo logra una vez más.


Como toda película dirigida para niños, tiene que tener algún tipo de enseñanza o moraleja. En este caso lo que más a flote sale es el sentimiento de pertenencia, la necesidad de conocer de donde uno viene y descubrir nuestras raíces; la importancia de la amistad, y la confianza de que todo se puede cuando se cuenta con los amigos.
Claro está que esta es información para que los padres procesen y se la transmitan a sus retoños, ya que estos últimos lo único que ven son…peces hablando.





“Buscando a Dory” se convirtió en uno de los lanzamientos más esperados del año y no para de recaudar dinero en todas partes del mundo. Lo extraño es que gran parte de lo que esperaron con ansias su estreno no eran niños, sino adolescentes y/o adultos jóvenes, quienes a principio de la década vieron su predecesora en el cine, y que con nostalgia, esperaban revivir esa experiencia.


Las expectativas eran muy altas, pero el resultado final difícilmente se despega de lo bueno. “Buscando a Dory” posiblemente se convierta en la película animada más exitosa de todos los tiempos, pero “Buscando a Nemo” siempre ocupará el primer puesto de nuestro niño interior.
Tengo que admitir que la original no logró cautivarme una vez que la vi siendo mayor, pero después de ver la estrenada este año, sin dudas voy a considerarlo un poco más.






TÍTULO: Finding Dory
AÑO: 2016
GÉNERO: Animación - Comedia
DIRECTORES: Andrew StantonLee Unkrich
PROTAGONISTAS: Ellen DeGeneresAlbert Brooks  Ed O’NeillHayden RolenceDiane KeatonTy Burrell  



Otras entradas:

La Bruja - 2015
Orgullo + Prejuicio + Zombies - 2016
Deadpool - 2016
San Andreas - 2015
La Gran Apuesta - 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario