martes, 22 de marzo de 2016

Película N° 599 - San Andreas - 2015







TÍTULO: San Andreas
AÑO: 2015
GÉNERO: Pelicula Catastrofe (una catastrofe de película)
DIRECTOR: Brad Peyton
PROTAGONISTAS: Dwayne Johnson - Carla Gugino - Alexandra Daddario - Paul Giamatti



Hoy en día hemos escuchado tanto sobre la falla de San Andreas, que todos nos creemos voces autorizadas en el tema. Además, en la última década hemos sido bombardeados con tantas películas apocalípticas, que la premisa ya está un poco quemada. Como consecuencia de que todos nos creemos expertos, pueden suceder cosas como esta: otra película de terremotos vacía. “Terremoto: La Falla de San Andres” o más limpio “San Andreas”


Ray Gaines (Dwayne Johnson) está a punto de divorciarse de su mujer, Emma (Carla Gugino), lo que inevitablemente lo alejará de su hija Blake (Alexandra Daddario). Padre e hija planean realizar el viaje a la universidad de esta juntos, cuando sin aviso previo se desata el terremoto más grande de la historia de California y del mundo, por el desplazamiento de la placa de San Andreas. Esto pone en riesgo la vida de Blake, y sus padres deben unir fuerzas para salvarla, superando los obstáculos que se les aparecen en lo que una vez supo ser California. (Bastante bien me quedó la sinopsis; hasta parece una buena película y todo!)



Detrás de cámaras se encuentra Brad Peyton, en cuyo curriculum como únicos antecedentes directoriales se encuentran solo dos películas, una secuela de “Como Perros y Gatos” en 2010 y “Viaje al Centro de la Tierra 2”, previa colaboración con Johnson. Es una elección bastante rara teniendo en cuenta su experiencia previa, para una película que pretendía ser un espectáculo masivo de efectos especiales antes de su lanzamiento. Pero como era de esperarse, no termina siendo más que 110 minutos calificables como “malgastados”.



La idea de la película es algo refrito como ya lo dije, pero tenía un atractivo particular: está centrada en la falla de San Andreas, a la que todos le tememos y suponemos podría causar un desastre si se activa. Esa es la razón por la cual se creó esa aura de expectativa alrededor de la película, pero una vez comienza, vemos que no llegará ni por cerca a colmar lo que esperamos. Tampoco seamos ilusos y esperemos una película profunda que nos llegue hasta las entrañas: es imposible que logre eso, pero sí es posible que logre ser un pequeño entretenimiento para pasar el rato; cosa que tampoco logra.
Su transcurrir es bastante lento y pensado, tonto de a momentos, que pareciera utilizar los efectos especiales menos logrados de los últimos tiempos. No confundan, parecen reales sí, pero por ahí nomás; no llega a convencernos en absoluto y, lo que debería ser lo más atractivo del todo, termina convirtiéndose en lo más tonto.



Dwayne Johnson está capacitado para liderar una película? Lo ha hecho un par de veces, con resultados regulares que no son asombrosos, pero en este caso deja mucho que desear. Claro está que no pretende ser una clase del Actor’s Studio, pero queda en evidencia la poca calidad de protagonista y (aunque suene raro) la falta de fuerza en sus hombros para sostener el peso de una película. Sin embargo, una grata sorpresa es el trabajo de Alexandra Daddario quien, a pesar de tener un lugar secundario, lleva con más fuerza y dinamismo la trama, y aporta lo necesario para hacer de esta película regular/mala, algo medianamente disfrutable.
Es una mujer con un futuro prometedor en la industria, además de sumamente bella. Con unos ojos celestiales, una hermosa y enorme boca y una figura envidiable, son estos en realidad, los factores por los que accedí gastar dos horas con la película.



No nos olvidemos de Paul Giamatti, quien también aparece. Es sin duda una de los más respetados y queridos actores de la industria, quien siempre brinda trabajos aceptables. En este caso no tiene mucho para desarrollar pero se convierte en el mejor en lo que actuación refiere.
El guión es débil y superficial, que nos deja flotando una historia familiar trágica, pero la cual le resta importancia al dejarla de lado luego de comentarlo a la pasada. Además, los momentos que deberían ser de tensión son poco logrados, y no llegan a ser lo que se pretende, convirtiéndolos en momentos tontos.


      P E L Í C U L A S   C A T A S T R O F E

Las películas catástrofe suelen presentar un desastre natural o por culpa del hombre. Con ramificaciones argumentales que pasan a segundo plano con tal de que los protagonistas salven sus vidas evitando explosiones, caídas de edificios, inundaciones y más. El primer gran éxito de este género fue “Aeropuerto” de George Stevens, y luego “Terremoto” con Steve McQueen. Desde ese entonces, el género se mantuvo, y más cercano al tiempo “El Día Después de Mañana” (2004) y “2012” (2009) son los bastiones de este tipo de cine. “San Andreas” vendría a ser el hijo bastardo de estas dos, que no les llega ni a los talones.
Es algo extremo lo que voy a decir, pero “2012” es una buena película…cuando se la compara con esta. Y a pesar de sus más de 140 minutos, resulta un entretenimiento mucho mayor. Viendo “San Andreas” fue la única vez en mi vida en que pensé: “ojalá estuviera viendo ‘2012’



“San Andreas” no es una película buena, y me da la sensación de que ni siquiera intenta serlo. Todo argumento explicado pareciera estar bien, y digo pareciera, porque es tan complejo de a momentos que, a no ser que uno sea un superdotado en la materia de terremotos, se pierde entre las palabras, y lo único que esperamos es que vengan temblores y tsunamis y se termine todo de una vez.
Para finalmente presenciar algo bueno hay que esperar a los créditos finales, en donde una versión de “California Dreamin’” de los Beach Boys por parte de Sia comienza a sonar. Es lo único, además de Alexandra Daddario y su hermosura que inunda la pantalla en cada segundo que aparece, que salva a la película. Que bella mujer; que bella!



No la recomendaría a nadie ver “San Andreas”, hay películas del género mejores y más disfrutables, con efectos más logrados, y más entretenidas, como “2012”.
Pero yo no soy quien para decirles que deben o no deben ver, solo por mi experiencia les digo que podrían utilizar esas dos horas para algo mejor…como por ejemplo, dormir.







                            VALORACIÓN: 4.2/10


Tal vez te interese:

The Hateful Eight - 2015
Buffalo '66 - 1998
La Boda de mi Mejor Amigo - 1997
La Habitacion - 2015
Las Ultimas Supervivientes - 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario