miércoles, 18 de noviembre de 2015

La Sociedad de los Poetas Muertos; 1989







Título: Dead Poets Society
Año: 1989
Director: Peter Weir
Género: Drama
Protagonistas: Robin Williams – Robert Sean Leonard – Ethan Hawke – Josh Charles


La vida en la Welton Academy, colegio solo de chicos, no es muy entretenida, pero la llegada del nuevo profesor de inglés John Keating (Robin Williams) revoluciona las aulas de la institución y tiene un particular efecto en un grupo de estudiantes, particularmente en Neil (Robert Sean Leonard) y Todd (Ethan Hawke). Dejando las formalidades de lado, Keating los trata  con una soltura e igualdad envidiable, como ningún otro profesor jamás lo  ha hecho. Les enseña a valerse por sí mismos, el valor de la poesía, a ver las cosas desde otro punto de vista, y que cada día tiene que ser aprovechado al máximo. A la larga, los métodos de Keating, su forma de ver la vida, de entender la literatura y desafiar a la autoridad van quedando al descubierto, lo que ocasiona desacuerdos con sus superiores. Sin embargo esto no es impedimento para que sus alumnos sigan el ejemplo de su profesor, se interesen por la literatura, y resuciten la ya añejada y olvidada “Sociedad de los Poetas Muertos”.



Si hablamos de las grandes películas que nos dio la década de los 80’s, no hay forma en la que obviemos “La Sociedad de los Poetas Muertos”, película que tiene el honor  que no muchas tienen; marcar una generación, y seguir marcando a las generaciones que vinieron después.
Robin Williams está magistral en su papel, y se vio demostrado en su nominación al premio de la Academia. El resto del elenco también otorga actuaciones memorables. La película marcó la primer gran actuación en pantalla grande de dos actores que en los años por venir cosecharían gran popularidad; Robert Sean Leonard (“House”) como Neil Perry, este adolescente que sigue las reglas de papá pero que en el fondo tiene una rebeldía latente que no le permitirá seguir asi por mucho tiempo, y también Ethan Hawke (“Antes del Amanecer”, “Día de Entrenamiento”) como Todd Anderson, este chico tímido pero compañero que sufrirá una transformación tremenda a lo largo del film, la cual lo convierte en una persona distinta y lo ayuda a madurar. La relación entre estos dos es el foco al principio de la película, pero es tal la grandeza de esta que, de a poco nos va entrelazando las historias de los demás compañeros y nos da a conocer su punto de vista sobre las cosas; nos genera una empatía hacia estos que es simplemente mágica y que solo las grandes películas logran generar.




El drama y la comedia se mezclan de una forma tan impresionante que logran crear una atmósfera de melancolía y añoranza que personalmente nunca he sentido en frente de una pantalla. Somos testigos de la vida de adolescentes en una escuela apta solo para hombres, asi que las hormonas están a flor de piel, las bromas surgen en a cada segundo y todos la pasamos bien. Llegado el punto, todos deseamos poder formar parte de este grupo de amigos.
La dirección a cargo de Peter Weir es excelente. Qué decir del guión? Solo puedo decir que nos enamora. Por cómo trata todo a su alrededor, la forma de afrontar y explicar el significado de la poesía; está entre los más grandes de la historia. La banda sonora es espectacular, y que decir de las actuaciones? Como dije antes, todo el elenco da lo mejor de sí, y es gracias a ellos que nos creemos lo que vemos. Es gracias a ellos que pasamos 120 minutos sin poder correr la vista del televisor. Es gracias a ellos que experimentamos cosas que muy difícilmente podamos volver a experimentar con otra película.



“La Sociedad de los Poetas Muertos”
 es una de las películas más grandes de todos los tiempos. Y una que todo el mundo debería ver en su etapa adolescente al menos una vez. Es una historia de cómo la opresión parental puede llegar al límite; es una historia que demuestra los valores de la amistad; es una historia de como el ser humano puede llegar a transformarse en algo despreciable con tal de obtener un beneficio propio; es una historia mágica y honesta que nos deja los sentimientos a flor de piel. Es una de las razones por la cual podemos decir “Que grande es el cine!”




                                      VALORACIÓN: INVALORABLE


1 comentario:

  1. Esta me gusta!. Y es irónico por la vela y que me quede sin luz(energía eléctrica) en casa. L.

    ResponderEliminar