lunes, 2 de noviembre de 2015

RESEÑA - Cuando Marnie Estuvo Allí (Omoide no Mani) - 2014






Anna es una niña distante y apartada, que no llega a conectar con sus pares. Sumado a esto, sufre ataques asmáticos que dificultan aún mas su vida. A consecuencia, deciden enviarla un tiempo a la casa de unos parientes en la parte rural de la ciudad, para respirar un poco de aire fresco y mejorarse. Será ahí cuando conozca a Marnie, una chica diferente a Anna, que la hará ver las cosas desde otro punto de vista; una chica muy especial que terminará siendo de gran importancia en la vida de Anna.




Estrenada en 2014, es la que parece ser, la ultima película de Studio Ghibli por el momento, ya que se anunció el cierre de su departamento de animación, luego que uno de sus referentes, Hayao Miyazaki, haya anunciado su retiro de la creación de largometrajes. Si esto llegase a ser cierto, y esta fuera la película con la que Ghibli dice adiós, el estudio se despide con la frente en alto.

"Cuando Marnie Estuvo Ahí" fue dirigida por Hiromasa Yoneboyashi, siendo su segundo trabajo detrás de cámaras, después de la obra de 2010, "Arietty y el Mundo de los Diminutos". La película funciona, y funciona muy bien, como todo lo que Ghibli nos ha mostrado en estos últimos años. Sus predecesoras mas próximas son "La Leyenda de la Princesa Kaguya" y "El Viento se Levanta", trabajos de Takahata y Miyazaki respectivamente. Películas que obtuvieron un gran éxito y cosecharon una nominación al Oscar como Mejor Película Animada, no ganándolo ninguna. Sin embargo "...Marnie" estrenó este año en E.E.U.U, por lo que sus chances de ser nominada por la academia siguen en pie. Y de ganarlo, sería un guiño y un reconocimiento para Ghibli y toda su historia. Aunque seguramente lo tenga difícil, ya que del otro lado tiene a la gigante de Disney, "Intensamente".



Si algo hay que agradecer al estudio Nipón, es que se tomen su trabajo tan en serio, que dediquen tanto tiempo a su desarrollo y que hagan películas dirigidas para un público ilimitado. Y "...Marnie" no es la excepción. Esta niña está perdida en el mundo, y en sus propias palabras, los demás la odian y ella se odia a si misma. Tema duro de tocar si los hay, la auto valoración de los niños/pre-adolescentes; etapa por la cual todos pasamos, y buen empujón inicial para generar una relación, un dialogo abierto entre padres e hijos, para que les cuenten que les pasa, como se sienten y demás.

El diseño de los personajes es genial (mucho mas acabado que en otros casos, como por ejemplo "La Colina de las Amapolas") al igual que el entorno el cual los rodea. Los paisajes, el agua, las casas, todo está perfectamente pensado  para generar un deleite visual extraordinario. La historia puede ser un poco enredada de a momentos, mas que nada a medida que nos acercamos a la mitad de la cinta; pero todo toma sentido con la inesperada solución, ese giro final del que somos testigos casi al final de la película. La música nos transporta, simplemente eso. Es algo en lo que Ghibli pone mucho énfasis. Utiliza el sonido como una extensión más de los visual, para transportarnos a esa atmósfera mágica que vemos en sus películas.



Para finalizar, "Cuando Marnie Estuvo Ahí"  es una gran película, disfrutable para todas las edades seguramente. Tal vez no la más grande de todas las  que el estudio ha producido, pero se les acerca; y tiene todo para convertirse en un clásico. Solo necesita ser descubierta. Porque hay películas que nos hechizan, hay películas que nos enamoran, y después de ver "...Marnie" todos nos vamos a enamorar de Anna y su amiga.



Título: Omoide no Mânî


Año: 2014

Género: Animación - Drama - Familiar

Director: Hiromasa Yoneboyashi

Tal vez te interese:

Se Levanta el Viento - 2013
La Colina de las Amapolas - 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario