domingo, 3 de abril de 2016

Película N° 604 - Cloverfield: Monstruo - 2008









TÍTULO: Cloverfield
AÑO: 2008
GÉNERO: Terror - Suspenso
DIRECTOR: Matt Reeves
PROTAGONISTAS: Michel Stahl-David – Mike Vogel – T.J Miller – Odette Annable – Jessica Lucas – Lizzy Caplan



Se acerca el estreno de “10 Cloverfield Lane” y que mejor forma de matar el tiempo mientras llega la esperadísima secuela a nuestras salas, que recordando la que dio origen a todo? Hablemos de “Cloverfield”, esta película de 2008 que ganó popularidad, gracias a su tráiler.




Rob (Michael Stahl-David) está a punto de emprender un viaje a Japón, razón por la cual su hermano Jason (Mike Vogel) y la novia de este, Lily (Jessica Lucas) deciden hacerle una fiesta sorpresa de despedida, a la que asisten entre otros, su mejor amigo Hud (T.J Miller) y Beth (Odette Annable) otra amiga con la que tuvo un encuentro amoroso, pero con la cual no todo termina de la mejor manera; cuando de repente, la luz se va, se escuchan explosiones y escombros comienzan a volar por los aires. La ciudad está siendo atacada, pero no saben por qué. Al comienzo se teme un terremoto, luego un ataque terrorista, pero terminará siendo algo mucho más monstruoso.





Matt Reeves nos ofrece una película en tono falso documental de terror (filmada en algunas escenas por sus mismos protagonistas, para otorgarle cierto realismo, ya que los profesionales lo hacían de forma casi perfecta y poco creíble para lo que se ve en pantalla) como lo impuso a fines del siglo pasado “El Proyecto de la Bruja de Blair”, película que cambió la forma en que vemos y sentimos el miedo en la gran pantalla, cuya influencia más clara se ve en la saga de “Actividad Paranormal”. “Cloverfield” no se acerca a lograr lo que la película de 1999 si, sin embargo, las comparaciones con esta son inevitables; no solo el método de grabación, ambas también comparten la popularidad desde antes de sus respectivos estrenos.



Como ya sabemos “Blairwitch…” fue la pionera en utilizar el internet como medio masivo de propaganda para obtener espectadores, y dicho movimiento fue todo un éxito. En el caso de “Cloverfield”, el hype creado por esta se dio debido a la presentación de su tráiler, que mostraba como Nueva York y sus emblemáticos Brooklyn y Manhattan eran destruidos por algo que no se podía ver. Este tráiler ayudó en el boca a boca, se viralizó y se convirtió ayudo a convertir a la cinta en una de las más habladas allá por el año 2008.
Asi también, encontramos diferencias con la cinta de Sánchez y Myrick. Primero y principal, con “La Bruja…” no sabíamos a que nos enfrentábamos, y aquí el monstruo está más que visible a todo momento. Aunque no sé si llamarlo terror, en este caso es menos psicológico y más superficial; “Cloverfield” es más una película de suspenso trabajada para otorgar algún susto, mezclada con ciencia ficción y un toque de aventuras debido a los obstáculos que nuestros protagonistas deben superar.




A pesar de no contar con un gran presupuesto, se las ingenió para sorprender con sus efectos especiales. Ciertamente estos no son los mejores en la historia del séptimo arte, pero ayudan a la trama y son sumamente convincentes, siendo conscientes de que las probabilidades de que un monstruo ataque Nueva York son bastante improbables, verdad? Aunque bueno, como el cine nos ha enseñado, los aliens están enojados con el país del norte, así que, nunca se sabe!

El monstruo. Esta abominación es algo de otro mundo (y no precisamente porque venga de otro planeta! En realidad no lo sé!), tanto por su apariencia como por su resistencia. Primero, mide una infinidad de pisos de alto, además de tener una cabeza deforme y terrorífica por demás, tiene unas extremidades que impresionan, y expulsa pequeños seres que lo único que quieren es sangre humana, quienes destruyen todo lo que se cruza en su camino. Las explosiones y la destrucción de la ciudad también son puntos destacables; ver volar los edificios, derrumbarse los puentes icónicos del paisaje Neoyorkino, o encontrarnos con la cabeza de la Estatua de la Libertad en medio de la calle es fantástico.





                    M A R K E T I N G


Como se dijo antes, fue un punto muy importante para su éxito los días de su estreno y convertir a “Cloverfield” en lo que es hoy. Parte del mérito se lo lleva su tráiler por lo dicho más arriba, pero también se lo lleva su campaña de promoción. Afiches y falsas historias tildadas de verdaderas para el fin de incentivar al público a concurrir a las salas, y todo lo que se puedan imaginar, fue de gran ayuda, pero no solo eso. Si se presta atención a ciertas medidas promocionales, se pueden deducir algunos puntos de la trama que con solo visionar la cinta siguen escondidos.




Al comienzo puede parecer un poco lento su desarrollo, el cual se estira por varios minutos, y es solo cuando la verdadera acción ocurre que comenzamos a sentir la adrenalina y el nerviosismo que la trama quiere demostrar.
Los actores hacen lo suyo y a pesar de no ser perfectos, su trabajo es convincente y lo suficientemente bueno para lo que es el todo de la película, la cual no busca explotar la capacidad actoral de sus protagonistas. Es también digno de mención, la forma en que nuestro foco de atención cambia de un momento a otro. Cuando creemos que el personaje principal es uno determinado, la película se encarga de dejarnos claro que los principales van rotando a su gusto, llegando al punto de que nos encariñamos con uno, y al siguiente momento ya es alimento de monstruo. Esto es algo propio del género, una idea que siempre dice presente, pero no está quemada como otras, sino que todo lo contrario; cuando es tratada de buena forma obtiene resultados eficientes.




“Cloverfield” recibió alabanzas por parte de aquellos que solo buscan ir al cine y pasar un buen rato, y críticas positivas de parte de quienes dicen saber sobre películas, lo que terminó siendo una sorpresa para algunos: película dirigida para un público joven, sin demasiadas ambiciones, que cosecha un éxito, y que además es buena de verdad! Claro está que no es la obra maestra del género, y tampoco se interesa en innovar; sino que utiliza las herramientas a su alcance y las moldea a su gusto para crear una cinta entretenidísima, cautivante y con aroma de culto.
Son más que claras referencias a otras cintas como “La Bruja de Blair…” como ya sabemos, como así también a “28 Días Después”; tiene su mismo vertiginoso y espectacular ritmo, el cual una vez se desata todo, hace imposible que despeguemos los ojos de la pantalla.




En estos días veremos su secuela, la cual viene casi solo con críticas positivas de La América! Su formato es distinto, ya no es un falso documental sino que vemos un cambio en su estructura. Y que mejor forma que esperar la nueva, que volviendo a ver la original? Una de las más entretenidas obras de cámara al hombro que hemos visto en los últimos años.








                          VALORACIÓN: 7/10


Tal vez te interese:


Annabelle - 2014

El Proyecto de la Bruja de Blair - 1999
Amenaza en al Sombra - 1973
El Exorcista - 1973
Psicosis - 1960
Hostel - 2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario