sábado, 25 de marzo de 2017

RESEÑA - Que fue de Baby Jane? (What Ever Happened to Baby Jane) - 1962




Bette Davis
y Joan Crawford. Mas que conocida fue su conflictiva relación. Aquellas quienes  fueran las actrices por excelencia en la década de los 30s, logrando nominaciones a los Oscars y participaciones en algunas de las peliculas mas importantes de la época fueron alcanzadas por la edad y convertidas ya en mujeres maduras para la industria de ese entonces (40 años era ya un impedimento para recibir buenos papeles) su fama comenzó a descender. Con “What ever happened to Baby Jane?” ambas volvieron a encontrar su lugar en el mundo del cine al retratar a (oh casualidad!) dos ex talentos venidos a menos. Están invitados a seguir leyendo…


Jane es una estrella infantil, sus espectaculos estan repletos de público e incluso se venden muñecas con sus facciones. Con el correr de los años su suerte cambiará y será Blanche, su hermana mayor, quien pase al ojo publico como gran talento del cine, desbancandola y sumergiendola en escandalos de farandula y adicciones. Años después, Blanche (Joan Crawford) será victima de un extraño accidente y Jane (Bette Davis) será la encargada de cuidarla, haciendola sufrir por haberle destruido su vida y arrebatado su carrera.



Robert Aldrich dirige uno de los retratos mas poderosos del cine Hollywoodense sobre la estrepitosa caída de un gran talento y la destrucción del mundo que la rodea y su vida misma. “Que fue de Baby Jane?” comienza con un prologo que nos demuestra las aptitudes de la pequeña, malcriada y consentida Jane, al igual que los celos de su hermana Blanche, para luego dar un salto de casi 20 años en donde somos testigos de un cambio de roles en ambas, y reencontrarnos con ambas tres decadas mas tarde, convertidas ya en mujeres mayores, aisladas de las cámaras y el mundo, viviendo en su propia burbuja en donde ambas son las protagonistas de su propio show: el día a dia.


                                  
DAVIS Y CRAWFORD – BETTE Y JOAN

Al tener a dos de las actrices mas grandes de la historia del cine a disposición, el equipo creativo de la película no hizo mal en colocar sobre sus hombros el peso total de la misma. Crawford y Davis son, además de las protagonistas, el espiritu del film. A través de ellas vemos el efecto de los años, y el contraste evidente en los rostros de ambas hermanas es un fiel reflejo de quién la ha pasado pero en los ultimos años. Y no, no necesariamente es quien está postrada a una silla de ruedas.



Personalmente caí bajo el hechizo de Joan Crawford en la única de sus peliculas que vi antes que esta: “Grand Hotel”, de 1932. Su belleza en en ese trabajo es despampanante, pero se ve facilmente opacada por la calidad de su actuacion y lo que con su rostro puede ofrecerle a la camara. Treinta años después seguía intacta, y al ver la expresion de sus ojos en “..Baby Jane” al recordar su carrera con orgullo, es imposible no notar cierto brillo en ellos, haciéndolo pensar a uno si en realidad estaba metida en personaje en ese momento, o si de verdad añoraba de tal forma su vida pasada. Tener que actuar acostada o sentada en todo momento no debe ser nada facil, pero Crawford le otorga tanta veracidad a su personaje, sus movimientos son tan perfectamente calculados para que parezcan naturales, que al final de la película nos creemos el cuento de que de verdad estaba imposibilitada de la mitad para abajo.





Pero así como Crawford está siempre a la altura, quien de verdad se roba el espectaculo es la deteriorada Bette Davis, quien no solo aparenta una obvia destrucción fisica en su personaje, sino que su vida personal en ese entonces no estaba tan lejos de la ficción al no poder conseguir trabajo. La otrora estrella era ahora una mas del montón; Bette era Jane, o Jane era Bette?
Su obsesion por retomar su éxito de la juventud la lleva a ir perdiendo la cabeza poco a poco, maltratando a su hermana tanto fisica como mentalmente. Su rostro demacrado que desborda maquillaje y sus actitudes odiosas no generan mas que apatía hacia ella; crea una imagene exitosamente repugnante. Venida a menos y con una envidia evidente hacia la gran carrera que sostenia su hermana en la espalda, desde que vemos a la Baby Jane adulta, hasta el final de la cinta, lo que presenciamos es la destrucción de un vinculo, su autodestrucción y el hundimiento en un mundo paralelo, de fantasía, del que parecerá incapaz de volver.



Aldrich no solo se las arregla para crear un thriller por demás dramático, que puede resultar dificil de soportar no solo por su extensa duración y su longevidad, además de algunas escenas de violencia, maltrato y demencia bastante gráficas. A su vez retrata como quienes una vez lo tuvieron todo, no necesariamente se van a mantener en esa posicion por siempre. Es un claro ejemplo de como la vejez nos va consumiendo de a poco, de como quienes una vez fueron admirados, hoy por hoy no son mas que olvidados; de la crueldad de la industria del entretenimiento y del público en si, quienes se olvidan de su estrella favorita apenas aparece otra con potencial. Y todo esto antes de que los medios de comunicación se volvieran masivos como en la actualidad. Un visionario.

Promocionada como una película de suspenso/terror, puede que el resultado final decepcione un poco si lo que se esperaba era saltar del asiento. Sin embargo, todos los ingredientes necesarios para que calificarla como tal están allí. Los acercamientos a objetos de importancia, primeros planos de rostros, una musicalizacion tensa y perfecta para acompañar la situación y una dirección de arte que hace lucir la casa como la mismisima Mansión Bates de Psicosis cada vez que se enfoca la escalera son detalles que la mayoría pasarían de largo, pero que sin ellos, la credibilidad del cuento se arrastraria por el piso.



Con una fotografía en blanco y negro que no hace mas que deleitar nuestros ojos, el contraste entre lo claro y oscuro es notable, y las escenas que transcurren bajo la luz del sol o de la luna generan una sensación especial, como lo que las iluminara fueran en realidad los astros espaciales y no un monton de focos colgados del techo.

“What ever happened to Baby Jane?” ha quedado en los registros del cine como una de las mejores películas jamás producidas, gracias no solo a su calidad técnica, sino tambien al devolver un poco de luz al oscuro presente de Bette Davis. Un argumento muy bien construido en base a la adaptacion de una novela, que a 55 años de su estreno no tiene nada que envidiarle a las mejores producciones de la actualidad.

Si la vida es corta, la fama y la juventud lo son aún mas. Debemos aprender a vivir el presente, sin creernos que tendremos el futuro a nuestros pies y sin aborrecer el pasado que nos hizo lo que somos hoy.
Baby Jane Hudson sabe de eso.



TITULO ORIGINAL: What ever happened to Baby Jane?
AÑO: 1962
GÉNERO: Suspenso – Drama
DIRECTOR: Robert Aldrich
PROTAGONISTAS: Bette Davis – Joan Crawford – Victor Buono – Maidie Norman


Entradas recomendadas

All That Jazz - 1979
Secreto en la Montaña - 2005
El Artista - 2011
Blue Jasmine - 2013
Aguirre, la Colera de Dios - 1972

No hay comentarios:

Publicar un comentario